Construimos un
proyecto social
integrador

Gestionar la sostenibilidad a través del
compromiso con la comunidad.

Respetamos y nos esforzamos por mejorar el entorno ambiental y social en el que operamos. Promovemos los derechos humanos e impulsamos la inclusión social. 

Buscamos ser un agente de bienestar de aporte social y ambiental. Para ello, desarrollamos programas y proyectos de carácter socio-ambiental que responden a las necesidades identificadas en nuestros grupos de interés, con el objeto de generar un impacto positivo y cuantificable y, a su vez, contribuir a la sostenibilidad del negocio con base en las mejores prácticas e iniciativas internacionales en la materia. 

 A través de nuestros principios y compromisos de sostenibilidad implementamos acciones que nos permiten desarrollar planes estratégicos de sostenibilidad sustentados en metodologías que contemplan diagnóstico, gestión de proyectos, acción social y evaluación de impacto.

Compromiso ambiental

Para la Autopista Río Magdalena y todos sus contratistas, el respeto por el medio ambiente, además de ser un principio que los rige, es una obligación en todas las actividades que se realizan en cumplimiento a los permisos y licencias ambientales otorgadas por la autoridad ambiental competente. ​

Como cualquier proyecto de infraestructura, y en especial uno de esta envergadura, se generan afectaciones ambientales. Sin embargo, el principal objetivo es prevenirlas, mitigarlas y/o compensarlas para construir un proyecto responsable con el medio ambiente y beneficioso para las comunidades y la nación.

Recuperación de los ecosistemas de ciénagas

Recuperación del ecosistema formado por el complejo de las ciénagas La Chiquita y El Encanto, entendiéndolo como generador de bienestar ambiental, cultural, social y económico para la comunidad de pescadores, mejorando el entorno ambiental de la zona. ​

También se adelantan trabajos de recuperación de la ciénaga El Ahoga’o de Puerto Berrío en articulación con la Mesa Ambiental del municipio.

Trabajo con las asociaciones de pescadores locales para recuperar los espejos de agua con la reforestación de las rondas de las ciénagas y repoblamiento de peces con especies nativas, mejorando el entorno ambiental.

Creación de viveros en las veredas Manjarrés y Aterrado, ambas en Cimitarra, con el objetivo de brindar alternativas de producción y generación de ingresos sostenibles para estas comunidades.